¡Hola Enjoyers de nuevo desde Canadá!

Hoy os traigo otra receta típica de la cocina canadiense. Esta vez pescado, en concreto salmón que es el pescado de mar que más se consume en este país ya que son más propensos a consumir pescado de agua dulce. En Canadá no es que contemos con la misma oferta de pescado que en España (jamás entenderé el motivo) conseguir merluza es casi un milagro, ni que decir tiene la dorada o lubina…Pero  tampoco la gente lo tiene muy integrado en su dieta, aquí lo de la dieta mediterránea les suena a sol, cerveza y playa,  por lo que en vez de disfrutarlo de las mil maneras que se puede y debe, suelen centrarse en cocinarlo exclusivamente con diferentes tipos de marinado o ahogado en mantequilla (me reservo la opinión) probablemente para esconder el sabor… Para gustos los colores.

Si por algo es conocido Canadá además de por el frío, sus paisajes, el color verde en primavera y el rojo en otoño, Celine Dion, el hockey o su chiste del argentino en Toronto es por su joya. No me refiero ni al Canadian Ice (nombre que se le da a sus diamantes) ni al agua, ni tan siquiera al petróleo o a sus bosques inmensos… Me refiero a algo que proviene precisamente de estos últimos, el SIROPE DE ARCE (Maple Syrup). Y sí, lo escribo en mayúsculas porque es algo delicioso, su sabor es muy parecido al del caramelo líquido pero mucho más suave y ligero, natural y además sano porque es rico en calcio. Que os puedo decir, forma parte de mi dieta desde que llegué a este congelador hace 5 años, simplemente me encanta. Vosotros lo podéis encontrar en Torrevieja en Carrefour, pero debe poner en la etiqueta maple syrup, hay algo parecido que comercializan los vecinos de EEUU que es un pringue viscoso que nada tiene que ver con esta delicia. Cuando veáis el precio no os escandalicéis, tened en cuenta que su extracción es todo un arte y un espectáculo digno de presenciar, con bosques llenos de mangueras conectadas de árbol a árbol. En pocos días comenzará la temporada y os escribiré un post en Enjoy Torrevieja para que lo conozcáis. Curiosidades varias…

Bueno vamos al tema, este plato requiere solo de 4 ingredientes y no podréis creer como algo tan sencillo puede estar tan bueno. Es una de esas recetas que te permiten con cuatro cosillas preparar un plato para sorprender. Como acompañamiento algo sencillo que permita disfrutar de la salsa, por ejemplo un arroz aromatizado o quinoa, y podéis espolvorearle un poco de sésamo o cebollino picado…

Atención al balance entre dulce y salado que consigue el pescado y la profundidad de sabor que el sirope le brinda. No es solo que el pescado esté marinado en la mezcla de sirope y soja, es la salsa que resulta al reducir dicho marinado y la consistencia de la misma… ¿Por qué desperdiciar algo que está tan rico, no? Bueno, se nota demasiado que es uno de mis platos canadienses preferidos así que vamos al lío. Espero que lo disfrutéis mucho. Enjoy it!!


SALMÓN GLASEADO CON SIROPE DE ARCE (MAPLE SYRUP) Y SOJA

Tiempo de preparación: 10 minutos

Raciones: 4

Tiempo de cocción: 15 minutos

INGREDIENTES

-4 (200 gr) filetes de salmón sin piel.

-1/3 taza sirope de arce (maple syrup).

-3 cucharadas de salsa de soja que no sea baja en sal.

-2 dientes de ajo, picados.

-Pimienta negra molida.

Personalmente creo que no necesita sal por la que ya aporta la salsa de soja, pero eso va en función de gustos. Si la usas, que sea de la buena, de la de nuestra tierra, de Torrevieja

ELABORACIÓN

En un bol mezclar el sirope, la salsa de soja y el ajo. Poner el salmón en una fuente y verter la mezcla del sirope de forma uniforme sobre los filetes de salmón. Cubrir con film transparente y meter en la nevera durante 15 minutos, con cuidado dar la vuelta a los filetes y dejar otros 15 minutos para que marine correctamente. Precalentar el horno  a 200 grados durante los 10 últimos minutos de marinado del pescado.

Engrasar con aceite de oliva una fuente para el horno y colocar el pescado, reservar el marinado. Cocinar hasta que el pescado esté en su punto, unos 15 minutos.

Mientras el pescado está en el horno, poner el marinado en una sartén para que reduzca a temperatura media-alta, remover con frecuencia hasta que comience a hervir, entonces reducir a temperatura mínima hasta que quede aproximadamente ¼ de taza.

Servir el salmón caliente con una cucharada de la salsa sobre él y pimienta negra.  Se le puede añadir cebollino picado si se quiere.

¡¡¡¡A disfrutar!!!!

Miryam Ghersi

No hay comentarios

Dejar respuesta