Ingredientes para ocho personas

-500 g de pan duro cortado en taquitos
-500 g de uvas
-250 ml de agua con sal
-200 ml de aceite de oliva (unos 120 ml para la fritura y unos 80 ml para rehogar las migas)
-3 chorizos frescos grandecitos 5 tiras de panceta fresca de 1 cm de grosor
-6 dientes de ajo
-1 pimiento choricero grande y seco

Elaboración

Comenzaremos extendiendo las migas sobre un paño grande de cocina y las remojamos con agua de sal, distribuyéndolas poco a poco y uniformemente con la ayuda de una cuchara.

Las envolvemos en el paño como si fuera un sobre durante una hora y media o dos horas, volteando de vez en cuando el paño para que se reparta mejor la humedad.

En una sartén pequeña freímos por este orden el pimiento seco y desvinzado, éste poco tiempo para que no se ennegrezca mucho, la panceta troceada y sin corteza, y el chorizo también troceado.

Cuidando de que este quede muy tostadito. Ponemos una vez hechos estos ingredientes a escurrir en un papel y reservamos unos 15 mililitros de este aceite de la fritura.

Seguidamente machacamos el pimiento choricero en un mortero hasta que quede como polvo. Cortamos la panceta y el chorizo en trozos más pequeños y reservamos todo junto.

Ponemos de nuevo una sartén grande al fuego y echamos el aceite nuevo más los 15 mililitros reservados como saborizante. Calentamos a fuego moderado y freímos los ajos. Añadimos las migas humedecidas y volteamos constantemente con una pala hasta que queden sueltas y doraditas.

Echamos casi al final el pimiento machacado y el picado de panceta y chorizo.

Mezclamos todo muy bien para que se atempere con las migas.

No hay comentarios

Dejar respuesta