Ingredientes para 4 personas

-500 ml Café (bebida)
-60 g Azúcar
-8 ml Zumo de limón

Elaboración

Lo ideal para tomar un buen granizado de café es utilizar café cargado, por lo cual yo comienzo preparando una buena cafetera alimentada con un buen café.

Si lo preferís podéis utilizar también café soluble y agua pero yo prefiero el sabor auténtico del café recién hecho.

Mientras sube el café, calentamos 100 ml de agua y disolvemos en ella 3 cucharadas de azúcar.

Removemos y dejamos reducir durante 5 minutos hasta obtener un jarabe o almíbar que mezclamos con el café.

Añadimos el zumo del limón y mezclamos bien. Probamos y rectificamos de azúcar.

Colocamos la mezcla en un tupper o en una bandeja y lo congelamos durante 2 horas.

Transcurrido ese tiempo, rompemos los cristales de hielo que se habrán empezado a formar utilizando un cuchillo afilado o un tenedor.

Volvemos a introducir en el congelador y repetimos la operación cada 30 minutos, hasta que todo el contenido sean pequeños cristales, similares a hielo picado. Cada vez el color de la mezcla será más dorado y menos oscuro.

Servimos los granizados de café en copas altas de cristal que permitan disfrutar de la visión de los cristales y opcionalmente lo decoramos con ralladura de limón.

No hay comentarios

Dejar respuesta