“Salvemos Lo Ferrís” recoge 20 kilos de residuos en una hora y en 500 metros cuadrados

0
118

 

Los resultados se enmarcan en “Libera”, una iniciativa a nivel nacional de las organizaciones SEO/BirdLife y Ecoembes que integrará los resultados en una base de datos del Ministerio

 

Seis personas y un palista en un kayak. Una hora y 20,5 kilos de basura en un metro cuadrado. Podría tratarse de un récord, pero es tan sólo una pequeña muestra. A grandes rasgos -y sólo para hacerse una idea-, si se extrapola a todo Ferrís norte (218.000 metros cuadrados), serían unas 8 toneladas de residuos, lo equivalente al peso de un elefante (el animal terrestre más grande del mundo).

En concreto, se han recogido 11,5 kilos de plástico, 4 de vidrio, 2 de cartón y 3 de otro tipo de basura. “Salvemos Lo Ferrís” ha enviado estos resultados a las organizaciones SEO/BirdLife y Ecoembes a través del proyecto “Libera”, una iniciativa de colaboración y ciencia ciudadana que integrará la información en una base común del Ministerio de Medio Ambiente para detectar la procedencia de los residuos y poder atajar el problema de raíz.

Con la propuesta de “1m2 por las playas y los mares”, se han organizado batidas de recogida de basura en 47 puntos de 22 provincias costeras de la Península -con la participación de unas 1.200 personas-, para concienciar sobre la mala práctica que supone tirar residuos en entornos costeros.

Según este proyecto, la intoxicación del entorno supone una amenaza que para 2050 hará peligrar al 99% de las aves. Precisamente, durante el desarrollo de la jornada, integrantes de “Salvemos Lo Ferrís” han visto un cormorán que llevaba una rapala con tres anzuelos (una en el ojo, una segunda en la boca y otra suelta).

SEO/BirdLife, la ONG medioambiental más antigua de nuestro país, pionera en la conservación de la naturaleza y fundada con el objetivo de difundir conocimiento, aprecio y respeto a las aves, indica que el cormorán  “es una de las aves marinas que ha experimentado una mayor regresión en España en los últimos años, debido al impacto de la sobrepesca sobre algunas de sus especies presa, la contaminación por hidrocarburos, las molestias por embarcaciones de recreo y los accidentes en artes de pesca”.

Aparece en la categoría “de interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, mientras que el Libro Rojo de las aves de España la cataloga como “vulnerable”.

“Salvemos Lo Ferrís” procuró -con varios intentos infructuosos- cogerlo para quitarle el señuelo. En este sentido, la plataforma resalta la riqueza de este paraje, por sus palmeras centenarias y su flora y fauna; un enclave con una gran biodiversidad; un corredor verde entre la costa y los parques naturales de las lagunas de Torrevieja y La Mata (zonas de especial protección de las aves).

Además del cormorán, se vio un zarapito trinador, una ave muy común en la costa cántabro-atlántica pero escasa en el litoral mediterráneo y amenazada por “las molestias humanas y la transformación y destrucción del hábitat”, detalla SEO/BirdLife. Días atrás se observó una garcilla cangrejera, “en peligro de extinción” según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Son sólo pequeñas muestras que nos indican algo: todos deberíamos ser conscientes de nuestro impacto en la naturaleza y aprender a valorar un entorno tan singular y emblemático como Ferrís.

60 minutos no son nada, un metro cuadrado puede parecer irrelevante, siete personas son como hormiguitas, 20 kilos de basura no son tantos y tres aves especiales no son tan importantes… Depende de la percepción de cada uno, pero la suma de todo produce un gran impacto. Esta iniciativa escenifica que si cada ciudadano limpiara un metro cuadrado, España estaría libre de residuos. Seguir depredando el suelo, el paisaje, la historia y el patrimonio natural sería acabar con nuestro territorio cultural y sentimental.

Loreto Mármol

No hay comentarios

Dejar respuesta