Bye bye zona de confort

0
475

Bye bye zona de confort

Hoy he encontrado esta definición del Nuevo diccionario de la lengua espiritual: “Zona de confort: Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir”.

Pues, según esto, no puedo estar más viva. Hace ya unos cuantos meses que deje mi zona de confort, a la que, por cierto, no había llegado hace mucho. Y es que cuando pensé en volver a mudarme, no pensé mucho en el caos que hay detrás, si lo pensaba no la hacía, se está tan a gustito en la zona de confort… Pero, quien no arriesga no gana, y yo quiero hacerme rica en experiencias.

Un mes antes de mudarnos a Dubai empezó todo ese caos. Lo primero que alguien haría es buscar casa, pero teniendo en cuenta que es difícil encontrar colegio y que los niños empiezan a las 7:45 de la mañana, decidimos empezar por el cole y ya después buscaríamos una casa cerca.

En Dubai los colegios son privados, en su mayoría ingleses o americanos, aunque también hay alguno de otras nacionalidades, ninguno español. Nosotros buscamos un colegio inglés, para que Gemma, que tiene 6 años, pudiera seguir con el mismo método que estaba en Inglaterra. Erika, aunque ya tiene 4, aún no va a el colegio, va a una guardería, y es que aquí, como en Inglaterra, los niños empiezan el cole con 4 años cumplidos, y mis hijas nacieron las dos en noviembre, ¡que le vamos a hacer!

He dicho que es difícil encontrar cole, y es que, una vez que encuentras uno que tenga plazas libres, los niños tienen que pasar una prueba. Da igual la edad que tengan, aunque parezca mentira, Erika con sus 4 añitos tuvo que pasar una prueba para poder entrar en el cole de Gemma el próximo curso.

Cuando Carlos, por fin, encontró el colegio adecuado, llegó mi turno, buscar casa. ¿Sabéis que los alquileres de las casas en Dubai rondan los 2000€ al mes? Es alucinante, pero más alucinante aún es que tengas que pagarlo en 4, 3, 2 o incluso un solo cheque al año. Si, cheques, bienvenidos al país de los cheques, y es que aquí no tienes problemas con encontrarte un cheque sin fondos, porque nadie se la juega sabiendo lo que te puede suceder.

image

Carlos y yo, en un lugar que ya os descubriré

En diciembre me fui una semana a Dubai, para buscar la casa donde viviríamos. Había muchisimas, todos los días entraban un montón de casas nuevas en la web de dubizzle, pero se iban igual de rápido también. Además, no sólo habia que ser rápidos, también teníamos que armarnos de paciencia. Quedabamos con un agente y aparecía una hora tarde, o no aparecía, total, no tienen problema, será por demanda… Pensaba que iba a ser misión imposible, no veía nada que me gustara. Pero al final, el día antes de volverme a España, encontramos una casa.

Después de pasar unas maravillosas Navidades en Torrevieja, con la familia, tocaba ir a Dubai. Llegamos el 29 de Diciembre, y estuvimos unos días de okupas en casa de José Luis (principal culpable de que estemos aquí) hasta que nos dieron nuestra casa.

Mientras tanto, nuestros muebles estaban en un barco, en algún lugar, entre Inglaterra y Dubai, o eso pensábamos. Nos encontramos con el problema de que, al no tener visado de residencia, no nos podían enviar los muebles, pero lo solucionamos gracias a un simpático árabe, que nos prestó su visado para que se lo pudiéramos dar a la compañía de mudanzas. ¿Os podéis imaginar viviendo más de un mes sin prácticamente nada? Y más en Dubai, donde vas a ikea compras los muebles y además de llevartelos a casa te los montan ¡¡totalmente gratis!! Pero, como dice la yaya, “eso es pa’l tío sabío”, y como a mí me hubiera gustado saber todo esto, pues os lo cuento, por si a alguien se le va la cabeza como a nosotros y decide venirse.

imageUn camello que encontramos por la carretera

Pues ya teníamos colegio, casa, muebles… Pero si no tienes visado, no te dejan quedarte en este país. El proceso para obtenerlo es largo y tedioso. Por ser europeos tenemos una visa de turista de 3 meses, somos unos privilegiados. Así que teniamos 3 meses para expedir el visado. Pues bien, nos faltó tiempo, tuve que pagar para alargarlo 10 días más. Necesitas papeles, más papeles y cuando ya los tienes todos, o eso creías, pues te falta un papel más. Además, hay que pasar unas pruebas médicas, que constan de una analítica, para comprobar que no tienes sida ni hepatitis, y unos rayos X. Yo, después de hacer mis pruebas médicas, rellenar un amplio cuestionario sobre mi menstruacion y grabar las huellas de mis 10 dedos (por suerte no tuve que sacar los dedos de los pies), ya tengo mi carnet de identidad de Emiratos Árabes Unidos, ¡¡hurra!! Aquí os dejo un enlace con todos los trámites, por si puede servirle a alguien. Cómo esponsorizar a tu familia

Aún no os he contado lo mejor, una vez que ya teníamos el visado… ¡Podiamos contratar internet en casa! ¡Interneeeeeeet! No me preguntéis cómo he podido vivir sin conexión, es algo que quiero olvidar, poco a poco lo estoy superando😉 Por cierto, aquí el router lo ponen en una caja que hay incrustada en la pared y, además del wifi, me puedo conectar por cable en todas las habitaciones de la casa, ¡que modernos!

image

La habitación de mi router

Pues así fueron mis primeros meses en Dubai, ya os dije que empezar es duro, pero ahora viene la parte divertida, disfrutar de este país y no dejar de sorprendernos.

Blog “Un mundo por descubrirde Mari Carmen Sánchez Lereo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here